Entrevista Entrevista Flores La Libélula

Elisa y Michelle estudiaron juntas diseño gráfico y desde ahí que son amigas. Al salir de la universidad tomaron rumbos diferentes, una por el arte y la otra por el marketing. Luego de unos años decidieron formar algo juntas. Las flores, las plantas y lo natural es algo que les apasiona y las une. Se dieron cuenta que las flores son un diseño en sí mismas, por lo que lo complementan con sus conocimientos, transformando espacios en una experiencia visual.

¿De dónde nació su interés por la decoración y la ambientación?

Nos gustan mucho las flores y las plantas, por lo que siempre estábamos decorando y ambientando los eventos familiares.  Cuando decidimos hacer algo juntas, hicimos un curso de floristería para aprender sobre cómo cuidar y mantener las flores, para que duraran más, ya que el equilibrio, el color, ambientación, figura, fondo, dimensiones, las sabemos por haber estudiado diseño.

Partió como una especie de hobby, pero cada vez más nos vamos especializando y aprendiendo de las nuevas tendencias, para mejorar la eficiencia.

¿Cuéntenme de flores La Libélula?

A las dos no apasiona el diseño y la naturaleza. En Flores La Libélula tratamos de no usar plásticos, reutilizar los recipientes y  reciclar para ser amigable con el medio ambiente y no dejar huella o disminuirla al menos. Lo que nos distingue como empresa es que tratamos de ser lo más cercano con el cliente. Tenemos  un servicio al cliente personalizado, tanto con las novias como con las empresas, tratamos de ayudarlos y reflejar lo más posible lo que el cliente quiere.  La idea es ser lo más eficiente y cercanas posible.

¿Con cuanta anticipación una novia debiera considerar contactarlas, ya sea para que le hagan el ramo o para la decoración completa?

Ojala con un mes, aunque si hay fechas y una novia nos avisa una semana antes, también se podría hacer, aunque quizás no se encontrarían algunas flores disponibles. Para el ramo preguntamos muchas cosas, ya que es muy importante que refleje la personalidad de la novia y lo que ella quiere manifestar y expresar en ese momento, siendo un complemento de ella y no opacándola.

¿Algún consejo que podrían darle a las novias?

Que disfrute, que sea feliz en el proceso antes y después y que confié en nosotras. Es su momento y tienen que pasarlo bien.

¿Con cuantas personas trabajan?

Somos las 2 y si necesitamos a alguien contratamos. A veces invitamos a amigas floristas, dependiendo del tamaño del evento.  Tenemos un taller y no una tienda, ya que no somos una florería. Nos gusta que nuestro trabajo sea personalizado y no industrial.

¿Qué significan para ustedes las flores?

Las dos somos bastante amantes de la naturaleza y de las plantas, o sea si no estamos con las flores, estamos en un vivero comprando plantas. Somos verdes. Las flores llenan de energía especial y no hay nada más rico que trabajar con ellas. Es una forma de trabajar y estar conectada con lo natural. El olor, lo que significa cada flor, lo que produce cada flor es súper entretenido. El significado de cada flor es increíble y todas tienen uno diferente y cuando uno lo sabe es más entretenido aun, porque permite poner una intención detrás de cada ramo o cosa que hagas.

¿Crees que hay alguna flor que siempre deba estar en los matrimonios?

No, no hay flores especiales ni alguna que deba estar en todos los matrimonios, porque todas las novias son diferentes, con gustos distintos.

Define a flores La Libélula en 3 palabras.

Diseño, dedicación, energía.