Entrevista Mar de Novias

Tocados y Accesorios

Valeria Fausti es argentina pero llegó a vivir a Chile hace 4 años. Actualmente ejerce su profesión de arquitecta, se considera artista autodidacta y siempre está buscando crear cosas nuevas con sus propias manos.


Cuándo empezó Mar de Novias?

En julio del 2015. Mi prima se casaba y de regalo me pidió hacerle el tocado porque no le gustaba nada de lo que había visto y confiaba en lo que yo le podría hacer.

Ese fue tu primer encuentro con los tocados?

Sí, lo más cerca de un tocado que había estado era un trabajo en la facultad, que tuve que hacerle el local comercial al diseñador londinense de sombreros Philip Treacy y me encantó. Lo que aprendí ahí era todo lo que yo sabía en cuanto a adornos para el cabello.

Por qué “Mar de Novias”?

No sé bien de dónde salió el nombre, pero tiene algo de una canción que me gusta mucho y también porque en el mundo de las novias hay mil posibilidades, es inmenso como el mar.

Cómo conjugas tu profesión con tu hobby?

Cuando eres arquitecto tienes una visión de la estética especial, esa mirada me sirve mucho a la hora de crear un tocado, porque lo pienso como una pieza ergonométrica que tiene que ser liviana y fundirse con la naturalidad del pelo. Me gusta la idea de armar algo que se asemeje a la naturaleza, con hojitas, ramas, plumas, etc.

Cómo es tu trabajo?

Mi trabajo es único y pensado en cada novia. Disfruto mucho haciéndolo personalizado y por el momento no me imagino tendiendo un estante lleno de tocados para vender. Cuando alguien me pide el mismo tocado que vio en otra novia, le digo que está bien pero que lo voy a adaptar a ella, a su pelo. Siempre algo cambia, ya sea el tamaño, colores, forma, etc porque hay un tocado para cada novia.

Qué ves en los tocados que te entusiasma tanto?

Bueno, nunca pensé en los tocados como tal pero llegaron como una respuesta a muchas inquietudes que yo tenía. Los tocados me permiten aplicar un montón de técnicas que me encantan en una sola pieza; pintar, bordar con mostacillas y las manualidades en general.

En quién te inspiras?

En cada novia, por eso es tan importante la entrevista en la que nos conocemos o comunicamos a la distancia. Necesito saber qué espera del tocado y orientarla en general.


Solo haces tocados para novias chilenas?

Bueno a veces hago tocados que envío al extranjero, principalmente a Argentina y España.

Cómo es tu estilo?

Es más bien natural, minimalista, que acompañe.

Qué opinas de un tocado grande?

Me encantan los tocados grandes, pero si el vestido es recargado no podés tener un tocado muy llamativo. Me encantaría que llegue una clienta y me diga que su vestido es sencillo y quiere un tocado grande y lleno de colores.

Qué diferencias hay entre las novias argentinas y las chilenas?

En Argentina son osadas y se atreven a probar cosas nuevas y en Chile son más recatadas, aunque en estos 4 años veo que se han abierto bastante. Me llama la atención que acá los invitados usan mucho negro, es una boda pero parece un funeral.

Y la diferencia en la celebración?

Acá son más tranquilos. En Argentina la cena misma ya es una fiesta y eso no quiere decir que una sea más o menos elegante que la otra, mientras comen la gente se para, baila y se vuelven a sentar. Creo que en Chile hay más protocolo.

Tus colores preferidos?

¡Qué difícil! En los tocados me gustan mucho los tonos pasteles o la gama de colores más alegres.

De qué depende?

Más que nada del complemento. Necesito saber lo más posible de la novia; el color de su piel y pelo, su vestido, los accesorios, el ramo, etc y ahí puedo decidir qué colores le quedarían mejor.

Si alguien tiene una pulsera/accesorio que se le rompió o alguna pieza antigua que quiera usar en su tocado, aceptas el desafío?

Me parecería muy entretenido y sería un pedido súper especial. Me encantan los desafíos y ha sido la historia de mi profesión.

Qué tendencia se viene?

El tocado empieza a tomar más partido, sobre todo en los matrimonios de día y no solo para las novias, sino que también para las invitadas.

Rango de precios?

Desde los $50.000 hasta $200.000 siendo estos últimos hechos casi por completo con cristales de swarovski.