Entrevista Tintorería Le Blanc

Vestidos de Novia

Lina y Axel –madre e hijo– instalaron la tintorería Le Blanc hace dos años en plena avenida Providencia. No es una tintorería cualquiera, ya que además del cuidado y responsabilidad con que lavan cada vestido de novia, cuenta con un showroom de aproximadamente 100 vestidos de reconocidos diseñadores nacionales e internacionales. Acá te dejamos la historia y lo que caracteriza a uno de los mejores datos en Santiago para comprar, lavar y vender tu vestido soñado.

Cuándo y por qué nace la idea de instalar una tintorería?

(Axel) Yo vendía vestidos de novia importados de Estados Unidos, China e India y como hace dos años el negocio se masificó y mi tienda no se sostuvo más, por lo que me tuve que reinventar. Con mi mamá vimos la necesidad que tienen las novias al momento de lavar su vestido; ni siquiera las diseñadoras tenían datos que les dieran seguridad y confianza para una tarea tan importante como esa. Así decidimos empezar con la tintorería, importamos máquinas y esto agarró vuelo.

Hace cuánto tiempo empezaron a recibir vestidos para la venta?

(Lina) Como hace un año y medio. Al principio llegaban de todos los tipos de vestidos y de a poco esto ha ido cambiando, ahora nos llegan muchos más vestidos de diseñadoras que de tiendas.

Cuál es la diferencia entre los vestidos de diseñadoras y de tiendas?

(Lina) Principalmente las telas que usan y el diseño mismo de los vestidos.

Qué requisitos tienen que tener los vestidos que reciben en el showroom?

(Axel) Prácticamente el único requisito que tenemos es que lo hayan lavado con nosotros. Más que nada es por un tema de higiene, porque cuando nosotros limpiamos un vestido somos responsables de que esté impecable al momento de que otras novias se lo prueben.

Si una novia quiere comprar un vestido que necesita algunos ajustes, cómo lo puede hacer?

(Lina) Por ahora nosotros les recomendamos a 3 o 4 modistos que sabemos que trabajan muy bien y nos dan la confianza para que hagan arreglos a vestidos de este nivel.

Qué concepto define a Le Blanc?

(Lina) La responsabilidad y cuidado que le damos a cada vestido.

Cómo han ido aprendiendo y perfeccionándose en el cuidado de las telas?

(Lina) Había un conocimiento previo pero también nos hemos preocupado de estar al tanto de las últimas tecnologías de lavado, detergentes especiales y constantemente estamos aprendiendo y estudiando nuevos métodos. Ante cualquier duda con un vestido puntual llamamos al diseñador o tienda que lo hizo para saber más sobre la tela y sus cuidados.

Cuál es su valor agregado?

(Axel) La confianza que le damos a las clientas al limpiar sus vestidos; estamos en contacto permanente con ellas por whatsapp; los vestidos se revisan y les sacamos fotografías que luego enviamos a cada una para que tengan un respaldo de cómo llegó su vestido; tenemos alianzas con muchas diseñadoras y con tiendas, cuyo apoyo es muy importante para nosotros.

Qué tipo de alianzas tienen con ellas?

(Axel) Generalmente son descuentos o tratos especiales que les damos a sus clientas, como retiros a domicilio el día domingo y otros.

Qué costo tiene para una novia que vayan a buscar su vestido para lavado sin que sea de una diseñadora con la que ustedes tienen convenio?

(Axel) Cada situación es especial, la experiencia nos ha enseñado que hay que ver caso a caso; el día que tiene que ser retirado, el lugar de retiro, cantidad de vestidos (si manda el vestido de novia y el de madrina, el de alguna hermana), etc. En la mayoría de las ocasiones no hay un costo asociado para la novia, todo es muy conversable.

Cuáles son los horarios de atención del showroom?

(Lina) En ese sentido somos muy flexibles y nos gusta regalonear a las novias. Cuando alguna no puede venir dentro del horario normal de trabajo nosotros la atendemos más tarde e incluso en casos especiales hemos atendido a novias los días domingos.

Alguna anécdota?

(Axel) Una vez nos llamaron un sábado a las 5 pm porque le habían manchado el vestido a una novia y faltaban dos horas para que se fuera a la Iglesia. Lo que pasó es que la estaban maquillando con aerógrafo (pinturas líquidas) y a la maquilladora sin querer se le dio vuelta una de las pinturas sobre el vestido. La mancha, en la pierna, era de unos 20 cm de largo y muy notoria. La novia tomaba espumante de la botella y la maquilladora no sabía dónde esconderse. Estuvimos por lo menos una hora y media en labores de limpieza, pero finalmente logramos quitar el maquillaje y la novia se fue tranquila a la Iglesia.

Cómo se proyectan a futuro?

(Axel) Seguir creciendo en el mundo de las novias y quizás entrar en otros rubros que son delicados. Por ejemplo, hace poco tiempo nos encargaron limpiar la capa de la Virgen del Carmen de la Catedral de Santiago, una capa de 100 años aproximadamente, de 4 metros de largo, de seda bordada con hilo de oro. Fue increíble sentir esa confianza y responsabilidad.